Reforma en San Francisco de Sales

Pensada para una pareja joven la configuración inicial de la vivienda fue respetada casi al completo.

Cediendo protagonismo a las vistas, las ventanas fueron realzadas colocando unas con una composición muy ligera. Además, se instalaron vidrios bajo emisivos para que aportaran un control de la temperatura ante la incidencia directa del sol.

El suelo de madera en roble aporta a la vivienda un acabado natural que junto a las puertas de suelo a techo otorgan continuidad y amplitud de espacios. En cuanto a la cocina, se apostó por el estilo juvenil jugando con los colores granate en la encimera y los acabados en blanco. 

  • Año de ejecución: 2012
  • Superficie: 70 m
  • Número de habitaciones: 2
  • Número de baños: 2